martes, 20 de octubre de 2009

I SI ME DAS

Si me das un beso, que sea poblado
de mantas azules.

Si me das una mirada, que sea la casualidad
del desvarío pasajero.

Si me das tu mano, que sea la brutalidad
del tacto macerado.

Si me das el resto de tu cuerpo,
que sea en esta vida,
donde la dulce estrechez de la melancolía
se arrebata entre los dos y nuestros sexos.

No hay comentarios: