martes, 20 de octubre de 2009

III PULSO

A veces mi mano cae
sobre el murmullo de la tarde,
y la pizarra, dura y en penumbra gime
como un vidrio que se rompe cuando late;

Van entrando hacia los corredores
las horas del sinfín nocturno,
pero todo está vacío,
las ventanas, los árboles inútiles
también tus ojos, el valor,
y la totalidad de los vientos violetas.
Safe Creative #0911234957919

No hay comentarios: