martes, 20 de octubre de 2009

IV CALENDARIO

Hoy voy a quedarme a dormir
En la nieve como un copo,
Necio, tiritando,
Sin tu voz ni tus ojos.

En silencio, sin decirte una palabra.

Yo, que te vi cruzando mi frontera,
Hice de ti mi patria desnuda,
En las impalpables nubes de mayo.

El cielo crece con sus fuegos,
Cuando los cáñamos se parten por el viento.

Por eso mi voz es un témpano de angustia
Que viaja sobre olas
De amores y miserias.

Hago del silencio
un homenaje para el territorio.

El día con su espada
corta las horas,
establece ríos,
confunde voces,

arruga con su mano inútil
el papel de mi alma

en que los meses proclaman
con sangre tus palabras.

No hay comentarios: