martes, 20 de octubre de 2009

IX ALBA

Una mañana lo perdimos todo.

Y el rencor llovió como una tormenta de aguas furibundas,
y no hubo llanto capaz de vencer la rabia
de tus ojos ajenos de pétalos perdidos.

Ahora recuerdo la lumbre vaga
que huyó del kerosene la pasa noche,
y una enredadera entretejía nuestro adiós de madrugada.

Mi amor es una mano que ya no te acaricia.

Inunda mi consuelo tu olor
que brota de la cama destendida.
Safe Creative #0911234957919

No hay comentarios: