martes, 20 de octubre de 2009

VI RENCOR

No deban marcarme,
no deban decirme que:
entre la ciega latitud del continente
caen los témpanos del invierno.

Pero en mí no se hizo la uva fermentada:
acaso el agua que se rompe
con sus habituales esqueletos.

Muero de una rabia insana
y el silencio envenena la desesperada espiga.

Aquí en mi paladar se castigan mutuamente
el vino y el pan de tu último recuerdo.
Safe Creative #0911234957919

No hay comentarios: