martes, 20 de octubre de 2009

VIII VACÍO

Pura estrella de los días oscuros.
Tu voz renace en el filo de una copa
de la que beben todos los ríos del mundo.

Yo tomé de ti la sombra de tu muslo
para verte florecer en un rincón de mi casa:
junto al frío golpeteo del viento
en el centro de la cruz de las ventanas,

y bajo el sol polar que nos acecha cada día
ya no había nada.

Después vinieron otros días
en los que no cabían jardines ni desiertos,
y en ese tiempo el cielo fue una bóveda
partida en dos por un flagrante rayo.
Safe Creative #0911234957919

No hay comentarios: