jueves, 19 de noviembre de 2009

DE ANETANE

Una brisa de mar,
un puñal de viento por la espalda,
un pilar de agua que se arrastra:
enfrenta aletargado
el sueño del invierno.

Un círculo de sal,
la daga absurda que contempla
su hoja mínima resplandeciente:
empuña la silueta que desprende,
se acuesta, impone, se entrega
a un témpano en silencio.

Era el breve espacio, con su frasco vacío,
umbral de muelle solitario,
(madera de angustia pequeña y sosegada)
el que repitiéndose, maravillándose,
prendía el rostro grave de tu boca.

Sed de páramo marino,
lentitud de fría soledad sobre la arena,
palmeras de brazos heridos por un vendaval de acero,
se rompe, sobrevuela
las redes de la noche
con su luna perdida,

y yo encontré tus ojos,
de anetane, rosa única,
mi flor sin tiempo,

herida que mi sangre encuentra y vive,
en tu perfil, como un enjambre,
copa en donde mi boca es el borde
del cristal cuando a tu sed se entrega.

*de anetane, son las dos primeras palabras que un niño escribió en mi libreta, cuando me dijo "mira que ya sé escribir"

Safe Creative #0911234958411

5 comentarios:

BLAS dijo...

Es un título precioso. Más cuando se entiende y explicas el significado. Bonito término.
Poema alentador.

Gracias amigo.
Saludos desde España.

Anónimo dijo...

Me gusta el poema, el título, pero no lo entiendo, Gus, No lo entiendo!!! Un beso, Gus...de Anetane, parece un nombre femenino. repetido, ane, ane..no sé..aún así no lo entiendo. Á (ese niño eras tú, verdad?)

KUBAN dijo...

Sujetándome al comentario anónimo, digo que la poesía no se escribe para ser entendida, sino sentida y este poema se siente infinítamente. Si tratáramos de explicar la poesía, la poesía moriría. Otro abrazo.

Anónimo dijo...

Ya se lo dije yo a él, pero no me hizo caso, KUBAN. Un saludo, Ä

Anónimo dijo...

Yo quiero aprender a hacer nuevas palabras,a escribir asi,con esa misma alegría de estar creando vida a partir de solo letras,dar vida a una hoja que ha dado tumbos entre las manos de un poeta que le huye,el poema,es bello como el momento en que nacio esa palabra... Mkd.