martes, 3 de noviembre de 2009

I DOCE



El sol que no me importa mata,
sol que vive dentro del día
que empieza a ser distante forja
no más sonido que el silencio.

Me sucede cuando recorro,
importa si queda vacío.

Mata, condena si resiste.

6 comentarios:

Ladrón_De_Versos dijo...

últimamente no comprendo tu poesía, la siento con falta de sentido gramatical... Saluditos poéticos thunder!

Ema dijo...

No te entiendo, pero ya veo que tú a mí sí, gracias!

Anónimo dijo...

Magnífico, Thunder, Blanco II Tb, estos minipoemas, son preciosos..Á

anabel dijo...

Te dije hace unos días que no necesito comprender el mensaje que se oculta tras tus versos. No siempre lo logro. Pero eso no impide que me guste la música que desprenden, que disfrute leyéndote aunque ciertamente están como encriptados, como si necesitase una clave que no poseo para descifrarlos.

Un abrazo.

Esencia dijo...

A veces podemos tener un sol resplandeciente y no ver más que neblina...y, que duro resulta eso... sentir e sonido del vacío.

Te dejo mis saludos, con ariño, esencia.

LEON PLATA dijo...

Sólo utilizaré un adjetivo: magnífico. Tu poesía es transgresora, y eso, en el arte poético es más que encomiable.

Abrazo, amigo.