lunes, 2 de noviembre de 2009

III ISLA



Cielo que moneda perfila y talla,
que recibe su puñal de arena, infiel
moneda, siembra color y mano así
perfila, la amanece sin voluntad...

y llora y gira su boca bruñida
talla, libra, conmueve su palmera.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso, tio! Fascinante. Á.

anabel dijo...

Isla bellísima y triste con esa solitaria palmera.

Un placer disfrutar el enigma de tus letras de arena.

Un abrazo.