martes, 2 de marzo de 2010

NOTHING

En la ofrenda de tu flor que se abre
camina el aire tibio y el infierno,
nunca más constante el ciprés y su follaje,
tu sonrisa impenetrable, tu palabra derramada.

Cómo debe alcanzarme lo que no me das:
incluso tu cuerpo dormido está muy lejos.
Sólo las espinas, una fuente con penas y manzanas,
o lágrimas partidas cayendo de costado.

Si sólo tu planta, el filo de tu espalda,
si no pidiese más que una mirada,
si tu odio resplandeciese cada día
en el portal de mi ventana, hay una lila triste
afuera junto a la pared, algunas herramientas,
un pozo horadado sin su boca descubierta,
unas piedras libres tirándose entre ellas
la honda superficie de la tarde que amanece
profunda, sólida, enumerada y carcomida,
un instante hecho pedazos de hojas silvestres,
pájaros atroces muriéndose entre gritos,
hiriendo las mallas de las jaulas desde afuera,
buscando, revolviendo su marea de plumas
circulares y vacías en la cutícula del tronco,
desvelado y ausente con su espiga fugaz,
su retoño de hojas verdes renacientes,
dando forma a las campanas y élitros
oscuros, naranjas, erguidos desde el cieno,
alrededor de muchos otros fangos,
desde donde tú o la muerte son el complemento,
la vena abierta, el cáncamo
con su cuerda que pende, la ropa que gotea
sin tu vientre y la venida del harapo,
en el columpio siempre herido, el sombrero
roto por la frente, inútil, agotado
bajo el tapiz de un cielo abierto por la mitad
de dos que en el amor siempre fuimos pobres.

 
Safe Creative #1003025667707

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Madre mía, apesar que estoy medio dormida aún, esto cómo suena, qué ritmo callado tiene, pero la música se desvela, el tíntineo constante de un gota a gota y dice así:
instante hecho pedazos de hojas silvestres,
pájaros atroces muriéndose entre gritos,
hiriendo las mallas de las jaulas desde afuera,
buscando, revolviendo su marea de plumas
circulares y vacías en la cutícula del tronco,
desvelado y ausente con su espiga fugaz,
su retoño de hojas verdes renacientes,
dando forma a las campanas y élitros
oscuros, naranjas, erguidos desde el cieno,
alrededor de muchos otros fangos,
desde donde tú o la muerte son el complemento,
la vena abierta, el cáncamo
con su cuerda que pende, la ropa que gotea sin tu vientre y la venida del harapo,
en el columpio siempre herido, el sombrero
roto por la frente, inútil, agotado
bajo el tapiz de un cielo abierto por la mitad ...

Es como cuando alguien hace una plegaria en misa, o en las grandes películas de funerales, alguien decide habla en el atril, dirigiéndose al difunto.

Es increible el ritmo que tiene desde los pájaros el poema. Precioso, maravilloso.

Los detalles son algo más que bonitos, desde la ofrenda de tu flor que se abre, hasta la lila triste (por cierto, cómo huelen estas flores, y qué hermosas en grupos de racimos para un ramo)

No sé qué decir que pueda entusiasmarte, pero si tuviera que decir algo más denso, más concentrado, diria que el sudor empapó la ropa sin ser verano. (me caló)

Un beso, Gus.

Á

anabel dijo...

Impresionante ramillete de metáforas encadenadas, que van peldaño a peldaño mostrando un corazón desgarrado. Terminas de leer el poema casi sin aliento, con el olor a lilas marchitas impidiéndote respirar.

Un abrazo.

luciernagadeluz dijo...

Solo dos palabras querido Gus. Impresionante y Bellisimo, ufffff me encantó. Un beso grande y mi cariño

Juan Carlos dijo...

Qué figuras se explayan sobre tus letras y construyen un paisaje a veces lúbruge, a veces fulgurante, pero siempre con un nuevo viento, fresco y natural.

Un gusto visitar tu blog. Un abrazo

Juan Carlos.

El Drac dijo...

Un amasijo de imágenes el que nos regalas para disfrutar y salir a la vida con una mirada distinta. Un abrazo

Alma Mateos Taborda dijo...

Bello poema, riqueza de imágenes y metáforas y una musicvalidad cálida y genial. Un enorme placer leerte. Un abrazo.

ROSA dijo...

La boca es metáfora! Los labios son metáforas! Los besos son metáforas!

Y al final… completamente solos, utilizamos de muletillas esas metáforas ajenas para inventar nuestra existencia.

un saludo, bajo el tapiz de un cielo abierto....

cuidate

Anónimo dijo...

Con tu permiso, Gus.

Para Blas: (no hay ocpión anónima)

Hay fotos de tu blog preciosas, aunque, en la mayoria no puedes evitar ser colega de la cámara, objetivo, en otras has logrado mejor (para mí, ser más real), Lágrimas es preciosa, magnifica, Géminis en sepía, ni qué decir, y Dibujos me encanta.

Un saludo.

A