sábado, 3 de abril de 2010

EL DRAGÓN Y EL TIGRE

Cólera maldita inhabilitado cuerpo,
ya están aquí las estaciones,
la picadura, el escozor de tu beso
que enciende el rostro como una bofetada.

Cada vez más lejano el instante
en el que flotan perdidos los brazos,
en el que restalla la semilla y se estira,
en el que los ojos del poniente se abren
bajo las aguas corriendo
sobre las piedras de los puentes.

Aullando entre las hojas llovía,
por entre las ramas pájaros y ardillas
en el denso bosque depositado en el tiempo,
con las raíces colgando las hojas cayendo,
están aquí los acostumbrados olores
que bajan desde el cielo.

Y yo esperando,
sí, ya sé, es inevitable,
volamos los dos cuando se encuentran las espadas,
es imprescindible, pero si he de dar mi vida,
sólo recuerda, (sí, yo lo sé),
cualquiera sea el sendero que decidas,
rostro iluminado, orientales ojos rotos,
cuerpo de escamas, boca donde nace el fuego,
(oh, cólera maldita, mi cuerpo,
infortunada patria,
conquistado,
arrasado con todo lo horrible)
ahora envenenado, ya sin garras,
si cuando regreses yo ya no respiro
hazlo así, da lo que le debas al vacío
siempre fiel, saltando,
para morir sólo es necesario aquel sonido,
el del otro corazón que se detiene.


Safe Creative #1004035903168

11 comentarios:

elisa...lichazul dijo...

ambos seres de formidable fuerza
mas el dragón con la serpiente únicos en sí mismos, dueños absolutos de sus destinos

besitos de luz
felíz fin de semana

El Drac dijo...

Qué buen poema que sin embargo me ha hecho evocar a dos luchadores de artes marciales con sus respectivas técnicas. Un abrazo

Juan Carlos dijo...

Dos fuerzas opuestas luchan por dominar las estaciones restantes, sólo uno mismo sabe quien de los dos será derrotado y la vida cambiará. A pesar de todo siempre habrá un día nuevo en las manos.

Un gusto visitar tu blog. Una abrazo

J.C.

Gustavo Pertierra dijo...

Magnífica poesía, cuanta fuerza le pones a tus escritos, me gusta tu estilo, por eso te sigo siempre que puedo, o vamos seamos sinceros, cada vez que recuerdo hacer algunas visitas a los amigos :)

Un abrazo, amigo

luciernagadeluz dijo...

Magnifico querido Gustavo. Fuerza en tus letras y profundos sentimientos, bravísimo me ha encantado. Siempre pienso que no me sorprenderé con tus poemas pero una vez más me equivoco amigo mío, vuelves a sorprenderme con otra belleza de las tuyas. Un beso enorme poeta.

Te dejo un enlace de un nuevo blog que he hecho por si quieres echar un vistacito, será un placer verte por allí, mi alma. http://almagitanilla.blogspot.com/ Se llama Alma Gitana

luciernagadeluz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
luciernagadeluz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
luciernagadeluz dijo...

Gustavo, tuve que suprimir el comentario de arriba porque me salió como cuatro veces lo siento discúlpame

anabel dijo...

Es casi imposible el reencuentro entre dos fuerzas de la naturaleza tan avasalladoras, queda el recuerdo, el deseo, el anhelo...aún así, me quedo sin aliento con los dos últimos versos.
Un abrazo.

Roger Rivero dijo...

Muy interesante metaformoseo, entre lo bucólico y el alma va tu poema, le mando un abrazo y ha sido un placer leerte, Roger

Anónimo dijo...

Un ritual oriental, dos fuerzas, y una misma lucha.