miércoles, 9 de junio de 2010

DIME A VECES

Dime a veces siempre tu boca
lenta como un caracol que transcurre
en su concha de nube sobre el mundo.

Sobre la tierra y sobre el párpado o ceja
que lame el rostro de un río estacionado.

Dime a veces con tu propia voz de agua
cómo van solas tus huellas en el aire.

Encima o espuma que revienta ausente,
acariciada voz o mano o sombra,
pasea sobre el vientre y de la brisa nace
tu pelo fresco entre las horas.

Esa piel, ese posible rostro no tocado por el ruido,
a veces en su religión de flores rojas,
con tu claro movimiento, canta.

Ese silencio debajo del suelo
o debajo de las piedras cobra vida,
y se mueve entre las hojas como si respirara;
ese silencio vivo que se duerme
dentro de tus ojos como un lago,
amansa el fondo sin pétalo, sin beso,
brillando su cristal voluble como lágrima.

Dime a veces ¿Cuándo ( si acaso es siempre,
feliz espacio lleno allí en tu pecho
y sobre las hojas o sobre las nubes)
enciende el triste paso de mi corazón tu sueño?

Safe Creative #1005066213912

9 comentarios:

LEON PLATA dijo...

Cómo se mece el silencio en las ramas del deseo;
cómo seduce las palabras con su eco lacerante ;
Con qué vigor velan las letras su sueño;
cuán delirante resulta un grito callado;
cuánto inspiran las sombras de las voces... el habla, la poesía,una sonora lectura en privado, leyéndose hacia adentro...

Estimado Gustavo,nos brindas un extraordinario poema;gracias mil.

Un abrazo.

Vuelvo...

elisa...lichazul dijo...

un romántico trabajo con dejos melancólicos, felicitaciones Gustavo

un placer leerte siempre

besitos de luz

Juan Carlos dijo...

Las palabras son el bálsamo para el alma que vuela hacia las noches silentes del recuerdo. Sólo unas palabras y el desconcierto nocturno será la melodía de las últimas horas que restan respirar.

Composición mágica de tus letras y de tus sentimientos. Un placer visitar tu blog. Saludos,

J.C.

Ema dijo...

De verdad, muy genuinamente hermoso. Maravilloso, Gustavo, un gran placer leerte, besos!

Anónimo dijo...

No me gusta tu foto, estás espantoso.

Anónimo dijo...

He soñado con vos, ummmmm... eras tan real...

Luciernagadeluz dijo...

Mi querido Gustavo, como te he echado de menos, ya regreso aunque algo despacio. veo que llevas tiempo sin publicar querido amigo. Con las prisas de la vida habia perdido la buena costumbre de pararme mas de diez minutos a leer un buen poema, por fin vuelvo a ello y disfruto de tus versos maravillosos, como siempre co ese duende especial tan tuyo. Te dejo un beso grande querido Gustavo y no dejes de escribir cielo, seria un castigo para tus seguidores.

Líly K. dijo...

este poema me ha encantado leerlo tanto, que releerlo ha sido más embriagante...presencia ausente que reclamas

dime a veces siempre tu boca...muy lindo

Líly K. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.