lunes, 15 de noviembre de 2010

CARTAGENA

Y doce y día que lloviendo golpea
el mar el corazón y la muralla
todo junto y azul y como el viento
al mismo tiempo quebrándose además

e indispensable el promontorio aquieta el par
del par de cada pájaro que canta
y es de boca grande a la ciudad que encierra
el último barco al borde
y los balcones entrando
y flores a caballo y con sombreros

pero cuando ausente, el frío al menos se desboca
y hay lumbre como el agua haciendo fuente
partiendo o latiendo en sí sobre las horas y el mundo,
todavía

y ya ves o no, pero sabes? pensando en qué vacío
claridad perpetua y demarcada,
o sola o pálida o triste
aquí, tú y yo todavía,
cúpula venciendo, cañones que apuntan
fuego al fuego
en cambio, sí, en cambio
todavía y será si tú y yo
como si un rayo que nace y agoniza todavía.

Safe Creative #1011157856760

1 comentario:

elisa...lichazul dijo...

me ha encantado el uso que les has dado al hipérbaton, es un ritmo maravillos que queda impregnado en los labios al leer tu poema
Felicitaciones Gustavo

besitos besitos de luz
ten una excelente semana