viernes, 19 de noviembre de 2010

FECHA IMPAR

De qué día nacimos, fijo en siesta,
en rojo Venus; planto mi silencio
y abro un río y todo cuánto las horas
mecen en el despertar de los ojos.

La brevedad inmóvil gris que ronda
en la canción del viento que madura
sola como ola o vértigo y flecha
o simplemente número del día:
aquí que siempre vives y deshojas
y gravitas, no diré hasta cuándo soy,
ni que el silencio en el enorme instante
me abandona llenándome de nada:
no podré decir que vivo abriéndome;
sí que floto ya sin mí, muriéndome,
y claro de luz, multiplicándome.

Safe Creative #1011197890069

6 comentarios:

Anónimo dijo...

No se que decir ante tanta brevedad, e intensa la copa. Nos tomamos una?


Sera que me esta haciendo efecto el alcohol?


A

Anónimo dijo...

La musica de las doce, para Full Moon, eso ....eso falta.

Sigues esperando?

Anónimo dijo...

Ghosts in my hands,
Ghosts in my heart...
Blue run for days, around the full moon
.....

Off the phone

Alejandra

Ema dijo...

Genial Gustavo, me emociona leerte :)
Besos!

canelitafer dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Malta dijo...

Es bello tu poema, completo abandono, desprendiéndose de algo, sentí caer hacia un vacío y oscuridad al leerlo. Increíble el viaje, me encantó!

Tus poemas son como una droga que van directo a mi razón y se apodera de ella, me parece que te lo he dicho eso antes, en todo caso, no dejes de sorprenderme, no “dejas” de sorprenderme y sigue dibujándome esa sutil sonrisa que logras como ahora.

Siempre te amo.