domingo, 12 de diciembre de 2010

LA MUSA SOLA

Hoy, y no para comer con los dedos,
hoy y no para ser como yo fui,
o ser como no fui, no ahora,
no contigo –el tiempo entre los dos-
un témpano de horas lisas;
el tiempo es sólo el tiempo
embriagado en hojas de té,
de orégano y albahacas,

pero un momento contigo,
lejos de ser o si no estás
dura apenas una taza;

y tú me escribes con tu voz:
y tu palabra colma,
elige algún desierto.

Y sigo siendo yo, María apenas,
después pintando en círculos mi rostro,
mi rostro sin marco, sin espejo,
sin la sombra de tu sombra.
Soy yo sin mí y sin ti conmigo,
después -como decía,
abrir los ojos y seguir vacía
sin querer
abrir los ojos y seguir vacía.


7 comentarios:

Malta dijo...

La Musa Sola

Sabes qué? cada verso es parte del momento, del mendigo, del amante, de la soledad, del amor, de mi ayer que es eterno.

Y que un momento contigo dure apenas una taza?? Me has dejado sin palabras, sin ideas porque todas están aquí, en tu poema.

Esa taza de hojas de té, de orégano y albahacas que nos embriagan.

Ese desierto es de donde provienen las Palabras de Arena?

María apenas sin la sombra de tu sombra y el seguir vacía me recuerda a Regalar tristeza.

Te amo vida mía.

Anónimo dijo...

Bonito poema, se que odias tanto que te digan simplemente eso mismo Un bonito poema, que no puedo dejar de decirlo, sino para que me odies, si para que sepas que lo es. A veces, decir mucho, es decir nada. A veces regalar mucho, es regalar nada. Por tanto, y por ello, te digo lo que creo que debo decir para que sea algo, y deje de ser nada. Bonito poema.

Un beso, jaja, sonrio por algo...


A

Ema dijo...

Genial!! Me encanta, Gus.. besos!

NoeMi dijo...

Un placer leerte, como siempre.

Anónimo dijo...

Me gusta tu foto, no creo para nada, que estes en tu mejor momento, aunque asi sea, no desprecio al de otra epoca.

Espero que el culto al cuerpo o te haga gilipollas, e igual que uno toma una forma nueva, podria ocurrir lo mismo con su persona, Psique.


Hale..Jop


jaja Un besito, A

Alicia María Abatilli dijo...

Ese embriagarse en orégano y albahaca es compañero del rocío del alma.
Abrazos.
Alicia

elisa...lichazul dijo...

que aromas desprendes y que pulsos tan bien logrados Gustavo
Felicitaciones , me ha gustado un montón

besitos para vos y buen día